1 de mayo de 2014

Encierran, desnutren y abandonan a 7 hijos en un rancho

En la ciudad misionera de Concepción de la Sierra (Argentina) dos desalmados padres, que se negaban a recibir ayuda, dejaron en una precaria casa a los chicos de entre 2 y 22 años. Los nenes nunca fueron a la escuela y no tenían documentos. 

Encierran, desnutren y abandonan a 7 hijos en un rancho - El lugar donde mantenían a los chicos en condiciones infrahumanas (Policía de Misiones).
El caso conmociona a la localidad de Concepción de la Sierra, en Misiones, donde siete hermanos de entre 2 y 22 años vivían encerrados en una vivienda a pocos kilómetros del tejido urbano de la ciudad, por decisión de sus propios padres que se negaban a recibir ayuda y asistencia. 

Si bien los vecinos y hasta las propias autoridades del municipio ya habían alertado sobre el estado de abandono de los chicos, la sorpresa fue cuando los policías entraron en la casa tras la denuncia formal de una médica de Salud Pública y se encontraron con siete chicos en estado de desnutrición, descalzos y escasos de ropa. 

Se pudo constatar que los chicos jamás fueron a la escuela y tampoco tenían documento de identidad. Los padres, que sí están en buen estado nutricional, se negaron en más de una oportunidad a que los nenes reciban atención médica y asistencia social. Pese a la ayuda de los propios vecinos que les regalaban ropas, la policía observó que toda esa ayuda estaba guardada. 

El intendente de la localidad, Carlos Sartori, afirmó: “Hace tiempo que estamos preocupados por este tema, cuando yo asumí como intendente los chicos no tenían documentos, y les brindamos ayuda desde el hospital, los traíamos porque siempre estaban llenos de piques y desnutridos. Elevamos un informe a Acción Social pero esto se tuvo que judicializar porque nosotros no nos podemos meter en la casa de la familia. Cuando la gente de Salud Pública iba los escondían a los chicos, ayer cuando la policía fue a la casa encontró ropa nueva que la gente donaba amontonada y guardada”, sostuvo y agregó que incluso se los asistió con el Plan Techo. 

“A ellos no les preocupan los chicos, ellos están bien nutridos, están acostumbrados a que sus hijos estén mal, por más que le lleves la comida o la ropa no les dan nada”, explicó el jefe comunal. 

El caso está en manos de juez Miguel Angel Faría del Juzgado de Instrucción 4 con asiento en Apóstoles, quien hablará con los hermanos para conocer detalles del calvario al que fueron sometidos durante tantos años, para después decidir sobre el matrimonio responsable del hecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas