9 de abril de 2014

Un pakistaní que se cortaba los dedos de la mano para estafar al seguro

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Girona a un ciudadano paquistaní de 31 años acusado de dos delitos de estafa al haberse amputado dos dedos de una mano para intentar defraudar a seis entidades aseguradoras a las que pretendía cobrar más de 122.000 euros. Según han informado los agentes, el pasado año el arrestado ya había conseguido estafar más de 24.000 euros simulando amputaciones inexistentes. 

 
La investigación se inició el pasado 8 de febrero, cuando un agente de la Policía de la Generalitat localizó en un parque infantil de Girona dos trozos de dedos humanos, un cuchillo de carnicero y una madera de cocina con restos de sangre. Los investigadores identificaron posteriormente a un hombre que el día anterior había ingresado en el hospital Josep Trueta de Girona tras haber sufrido la amputación de dos falanges de la mano izquierda. 

En aquel momento, el herido manifestó que había sufrido la amputación de forma accidental en su domicilio, mientras cortaba carne. Los agentes sospecharon de la versión del hombre, ya que los restos aparecieron un día después en la vía pública, junto a un centro de asistencia primaria donde acudió a hacerse las primeras curas. 

Asimismo, descubrieron que el hombre tenía contratadas hasta seis pólizas de accidentes con diferentes aseguradoras desde finales de 2013, con las que ya había iniciado gestiones para cobrar las correspondientes indemnizaciones. 

Los investigadores descubrieron también que en 2013 el detenido ya había estafado a dos compañías aseguradoras que le habían indemnizado con más de 24.000 euros. En aquella ocasión, alegó unas presuntas lesiones en la mano derecha que falsamente se habría hecho en septiembre de 2012 en Pakistán, si bien el detenido conserva todos los dedos de la mano derecha.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas