28 de abril de 2014

Madre se enfrentó a mordiscos con un pitbull para salvar a su hija

Chelsi Camp es una madre valiente. No le importó nada para salvar a su hija dos años que era atacada por un perro pitbull, y sin pensarlo también usó sus dientes para obligar al animal a soltar a su pequeña. A punta de mordiscos le arrancó una oreja al can, que se viró para atacar a la mujer quien también recibió varias heridas. 

 
El inusual incidente ocurrió el mes pasado en Texas, luego que la mujer acudiera con su niña Mackenzi Plass a la casa de una amiga, precisamente para cuidad del animal. 

Según informes de medios locales, esa no era la primera vez que Camp se había ofrecido quedarse con el perro mientras su amiga se ausentaba. Ella misma contó que por lo general el animal era dócil y se comportaba de manera amigable. 

El animal inició el ataque luego que la niña se le acercó y, según contó la madre, olió en la ropa de la menor el olor de otro perro que ellas tienen en su casa. En medio de la agresión, la mujer logró llamar al 911 para pedir ayuda y luego de unos minutos un oficial se apareció y le disparó al perro. 

Camp comenzó a golpear al pitbull en la mandíbula, pero al ver que el can no soltaba a la niña, y por puro instinto, comenzó a morderlo en la oreja. Eso provocó que el perro dirigiera sus ataques contra la madre, quien logró su objetivo de salvar a su pequeña.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas