23 de marzo de 2014

Encontró una fortuna pero descubrió que ya no vale nada

Claudia Moretti, residente en la ciudad italiana de Pesaro, pasó de la euforia a la depresión de manera muy rápida. Recientemente, la mujer entró en posesión de la casa de un tío suyo, que se la legó al fallecer. 

Si bien estaba muy feliz con la posesión del inmueble en la ciudad adriática, más contenta quedó cuando descubrió que la misma contaba con una caja fuerte, en cuyo interior la aguardaban 100 millones de liras en efectivo, lo que equivaldría a unos 51 millones de euros

La mujer no cabía en sí de alegría, pero su gozo cayó en un pozo cuando fue a la Banca d’Italia, -entidad emisora y reguladora de moneda en el país- para cambiar los viejos billetes por euros. Allí le dijeron que su tesoro ya no valía nada. Moretti contrató los servicios de un bufete de abogados para intentar que el banco reviera su resolución, pero nada se pudo hacer. 

El 1º de enero de 2002, la Banca d’Italia estableció un plazo para que todos los poseedores de liras las cambiaran por euros. Dicho plazo expiró el 6 de diciembre de 2011, según informa Daily Mail. Para desgracia de Moretti, Italia es el país de la eurozona más estricto en ese sentido, y uno de los que estableció plazos más breves, aunque se trate de varios años. 

Países como Francia y Finlandia establecieron plazos más generosos, con límite en 2012. Otros miembros, como Alemania e Irlanda, no pusieron límite de tiempo alguno para realizar cambios.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas