23 de marzo de 2014

El Vaticano donde más vino se bebe, 105 botellas por persona

El vino ha sido una de las bebidas más populares y cotizadas a lo largo de la Historia. Ha sido el protagonista en diversas anécdotas del planeta: en la Biblia, en las bacanales romanas, los variados dictadores de diferentes países, los cantantes o famosos, y en otras más que se nos escapan. Ahora, este inmortal elixir regresa a ser el centro de atención de los tabloides. 

El Instituto del vino, la voz oficial de mil vinaterías y negocios afiliados de la región estadounidense, reportó que los residentes del Vacticano consumen alrededor de 74 litros de vino per capita al año; un equivalente a 105 botellas. Esta asociación no sólo se encarga de ayudar legalmente al desarrollo del mercado del vino a nivel nacional e internacional, sino también a generar investigación científica y programas educativos que beneficien a la industria de esta bebida. 

Pero veamos, ¿por qué hace tanto alboroto saber que la ciudad de la Santa Iglesia es en donde se consume más vino que en el resto del mundo? Al conocer la historia de la ciudad del Vaticano, realmente no nos llega a sorprender; incluso series como The Borgia ponen en evidencia esta práctica (entre otras quizá más escandalosas) de sus habitantes. Independientemente del aspecto moral, lo preocupante realmente se enfoca en la cuestión de salud de los mismos. 

El Vaticano es una ciudad-estado dentro de la ciudad de Roma, y cuenta con una extensión de 44 hectáreas y 900 habitantes en total. Incluso, la famosa basílica de San Pedro abarca el 20% de la superficie del lugar. Con todo, esta pequeña ciudad es uno de los territorios en donde más se bebe vino en todo el mundo. Sorprendente ¿no? 

De acuerdo con el National Catholic Reporter, los residentes de esta ciudad santa tienden a ser hombres mayores, muy bien educados, con tendencia a comer en grandes grupos, los vinos son productos libre de impuestos: factores que pueden contribuir a un incremento en el consumo del vino. No obstante, todos estos elementos aumentan la incidencia de diversas enfermedades, como las cardíacas, en este lugar romano.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas