10 de febrero de 2014

Escapa mujer secuestrada durante 12 años, tuvo 8 hijos con su captor

Una mujer que había sido secuestrada en República Dominicana cuando apenas tenía catorce años y obligada a convivir durante doce años con un hombre que la raptó, ha narrado luego de que lograra escapar las situaciones que tuvo que vivir con su captor con quien procreó ocho hijos. 

Maribel Altagracia López Liriano, que ahora tiene 26 años de edad, ha relatado que José Altagracio Lantigua es el hombre que convenció a una de sus tías a quien le dijo que se la llevaría para conseguirle un trabajo como doméstica. 

«Yo me fui con él porque en realidad pensaba que iba a trabajar, pero él me llevó a una casa en construcción que siempre ha estado abandonada en una comunidad que le llaman Loma de los Cocos, en Pedro Brand, donde abusó de mí», ha referido. 

La mujer ha manifestado que nunca fue a un hospital a dar a luz, porque tenía que hacerlo en la casa y que Lantigua cortaba con una tijera el cordón umbilical que ataba a la criatura. 

Asimismo dijo que los niños nunca fueron a la escuela ni probaron un sorbo de leche, al menos que no fuera la leche materna. La joven cuenta que escapó aprovechando que su raptor discutía con una hija de él, mayor de edad, que procreó con otra mujer, según informa el periódico dominicano El Día. 

Un hijo enterrado 
La mujer ha señalado además que uno de sus hijos había muerto y que su raptor habría enterrado el cuerpo de la criatura cerca de la casa donde la obligó a permanecer prácticamente en cautiverio y donde nunca recibió la visita de familiares, ni amigos. 

«Yo estaba en la casa cuando mi hijo murió. José preparó todo lo del entierro y se lo llevó, me dejó trancada con mis hijos y para mí lo enterró en unos terrenos cerca de la casa», ha explicado la joven. La víctima ha indicado que fue a la fiscalía de Pedro Brand y luego de averiguaciones lograron detenerlo junto a dos hijos que también tiene con otra mujer. 

De igual modo, ha manifestado que el hombre amenazó al fiscal y que le advirtió que una vez logre su libertad la mataría. Liriano denunció que cuando alguna persona se acercaba a la casa era obligada, junto a los hijos, a esconderse y que cuando salía los dejaba encerrados en un cuarto. 

«No quiero meterme mucho en ese asunto, solo quiero estar tranquila con mis hijos, que no me pase nada y no volver con él», dijo López visiblemente atemorizada.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas