17 de octubre de 2012

Servicios de emergencia evitan el suicidio de esta joven

Los protagonistas y responsables de salvar a esta joven fueron unos rescatistas rusos, quienes vieron a la joven de 16 años llamada Faridá al borde del balcón del último piso del edificio. La gente que estaba en la calle trataba de convencerla para que cambiara de opinión y no se tirará al vacío, pero entre más le hablaban la joven más miedo tenía. Los rescatistas rápidamente y sin que la joven se percatara ya estaban instalados en el techo a la espera del momento oportuno para intervenir y rescatarla. Fíjate cómo lo hicieron.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas