29 de septiembre de 2012

El cabezazo de Zidane a Materazzi, inmortalizado en bronce

El momento en el que el futbolista francés Zinedine Zidane propinó un cabezazo al italiano Marco Materazzi en la final del Mundial de 2006, en Berlín, inmortalizado en una estatua monumental, se encuentra ante el parisiense Museo Pompidou.

Un bronce de cinco metros de alto y varias toneladas de peso, con una concepción muy realista, obra del artista francés de origen argelino Adel Abdessemed, figura en la plaza de Beaubourg. Es la antesala de una exposición que el Pompidou consagra a partir del próximo miércoles al polifacético creador.

 Si esto es un premio a las agresiones en el campo de juego es muy posible que veamos muy pronto otro monumento a Nigel De Jong dándole una soberana patada en el pecho a Xavi Alonso.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas