4 de junio de 2012

Un oso se comió el cuerpo de un asesino condenado

Ejemplar de Oso Negro, comiendo. Imagen de archivo.
Un oso comió el cadáver de un condenado por asesinato de la justicia canadiense. Se trata de Rory Nelson Wagner de 53 años, quien se encontraba en libertad condicional. 

Según indicaron las autoridades, el cuerpo de Nelson Wagner yacía muerto en un auto cuando el oso negro lo sacó arrastrando el cuerpo hacia otra zona. 

“La ventana del conductor del vehículo se encontraba abajo y los investigadores observaron numerosas huellas de animales barro y arañazos en el coche. Se descubrió el cuerpo en el monte circundante, a unos 120 metros del vehículo”, indicaron los policías que investigan el caso. 

Asimismo, hallaron un conjunto de drogas y una botella de licor dentro de coche. Por su parte, juez de instrucción está llevando a cabo una prueba de autopsia y toxicología. Wagner y otras dos personas fueron acusadas de asesinato de un hombre en 1993. 

Él fue declarado no culpable de los cargos de asalto sexual pero fue condenado por asesinato en libertad condicional.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas