3 de junio de 2012

Predicador muere por serpiente con la que predicaba contra el mal

El pastor pentecostal fue mordido por una víbora cuando probaba que los auténticos creyentes no pueden ser dañados por la serpiente. 

Un pastor evangélico de Virginia, EEUU murió en plena ceremonia religiosa al ser mordido por una serpiente cascabel. El predicador Mack Wolford, de 44 años, quería demostrar la veracidad del Evangelio según San Marco que asegura que el auténtico creyente puede luchar contra el mal, (la serpiente), sin sufrir daño alguno. 

El pastor fue mordido en un muslo por el venenoso reptil y murió ante los ojos de una docena de feligreses que asistía a su ceremonia al aire libre en un parque zoológico de West Virginia, según publicó la 'ABCNews'

La hermana de Mack Wolford explicó que él había pasado 30 minutos con la serpiente cascabel entre sus manos y cuando la dejó en el suelo, el reptil lo mordió. Wolford fue mordido por la cascabel el pasado domingo a las dos de la tarde, pero en vez de ir al hospital se fue a casa de un familiar, para recuperarse. 

Sobre las 10 de la noche la situación había empeorado tanto que fue trasladado a un hospital donde falleció poco después. Wolford había practicado la peligrosa maniobra, porque según él la Biblia asegura que los cristianos deben enfrentar serpientes venenosas para poner a prueba su fe en Dios. 

Además, creía que se curaría si llegaba a ser mordido, algo que no ocurrió. Lo peor es que el padre de Wolford, también predicador, murió de la misma forma, mordido por una serpiente en una ceremonia religiosa. 

El ataque de una serpiente cascabel provoca un dolor intenso y el veneno afecta el sistema nervioso, por lo que es imprescindible llevar de inmediato a la persona a un centro asistencial para que reciba el antídoto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas