9 de junio de 2012

Los que han hundido las cajas… con nombres y apellidos

Las fusiones y crisis de las cajas de ahorros españolas han puesto de manifiesto que sus altos directivos disponían de importantes blindajes, en forma de planes de pensiones, indemnizaciones por rescisión de contrato o elevados sueldos. Los ejemplos más destacados son los siguientes según e-noticies.cat

- José Luis Pego. Director general durante nueve meses de Novacaixagalicia, que luego necesitó 3.600 millones en ayudas públicas. Se fue con 18,5 millones, de los cuales 7,7 millones son por la jubilación anticipada, 3,9 millones por la indemnización y 6,9 millones por el plan de pensiones. 

- José Luís Méndez. Exdirector general de Caixa Galicia, que recibió oficialmente un retiro de 16,5 millones, aunque esta cantidad podría haber sido más elevada. 

- Aurelio Izquierdo. Director general de Banco de Valencia, filial de Bancaja. Se integró en la dirección de Bankia pero cuando Rato lo destituyó el año pasado no perdió el derecho a una indemnización de cerca de 14 millones en pensiones y compromisos de prejubilación que había pactado en Bancaja. 

- Ricard Pagès. Expresidente de Caixa Penedès. Antes de marcharse se diseñó un plan de pensiones de 11 millones de euros y otros de 9 millones en total para tres de sus colaboradores. - Josep María Loza. Ex director general de Caixa Catalunya, Dejó la caja en 2008 y recibió una indemnización de 5 millones y otros 5 por un fondo de pensiones 

- Roberto López Abad. Exdirector general de Caja Mediterráneo (CAM) antes de María Dolores Amorós. Recibió 5,8 millones de indemnización. 


- María Dolores Amorós. Ex directora general de CAM. Durante los apenas diez meses que dirigió la caja cobró un sueldo de 600.000 euros y una pensión vitalicia (tiene 49 años) de 370.000 euros anuales. Reclamó diez millones por su despido improcedente cuando la caja fue intervenida por el Banco de España, aunque es casi imposible que consiga esta cantidad. 

- Miguel Blesa. Expresidente de Caja Madrid. Fue indemnizado con 2,8 millones de euros cuando dejó la entidad. Estaba previsto que se repartiese 25 millones con otros nueve directivos por un plan de bonus. Rodrigo Rato, cuando llegó a la presidencia de la caja, integrada en Bankia, suspendió este plan. 

- Rodrigo Rato. Expresidente de BFA-Bankia. Cobraba anualmente un total de 2,3 millones de euros, es decir, un poco más de 6.000 euros al día. El grupo repartió el pasado año entre sus altos cargos un total de casi 12 millones. Todavía no se sabe qué pasará con la indemnización de 1,2 millones que debería cobrar tras dimitir de Bankia. 

- José Luis Olivas Martínez. Expresidente de Bancaja. Se vio obligado a renunciar a su indemnización cuando salió de Bankia pero no al plan de pensiones, además de recibir 1,7 millones en 2011. De BFA ha cobrado 481.000 euros.

- Juan Pedro Hernández Moltó. Expresidente de Caja Castilla-La Mancha. Tenía un salario de 130.000 euros al año al frente de la caja. Fue presidente de la entidad desde 1999 hasta la intervención por el Banco de España, en 2009. 

- Narcís Serra. Expresidente de Caixa Catalunya (y CatalunyaCaixa, tras la fusión con Caixa Tarragona y Caixa Manresa) entre 2005 y 2010. Tenía un sueldo promedio de unos 175.000 euros (habría cobrado 875.000 en los cinco años). Con otros complementos, serían 200.000 (un millón en los cinco años). No se incluyen las retribuciones por formar parte de los consejos de compañías participadas por la caja. 

- Virgilio Zapatero. Exdirectivo de Bankia y BFA. Tenía un sueldo de 198.000 euros de Bankia y 168.000 por formar parte de la dirección de BFA. 

- José Manuel Fernández Norniella. Exconsejero y ex adjunto a la presidencia de Bankia. Ganó 455.000 euros en 2011.

1 comentario :

  1. y ahora otros 100.000 millones más de UE para que se los repartan entre cuatro hijos de puta, así no luce el pelo, este es el país más corrupto del Mundo, acá llega un 'pringao' y hace dinero a paladas....

    ResponderEliminar

Paginas