29 de mayo de 2012

Se acostó con todas y se tuvo que ir

Parece una historia de película, pero es real. Un joven de 27 años tuvo que mudarse después de acostarse con todas las mujeres su pueblo. Danny James, un tatuador oriundo de Lytham St Anne, reveló que gastaba cientos de libras por mes en fiestas y llevando a mujeres a hoteles. 

James, que sufre de adicción al sexo, se acostó con más de 500 mujeres de su pueblo, y por eso se quedó sin opciones dentro de su localidad y se mudó. 

“Cuando no quedaban más mujeres con las que no hubiera dormido en el pueblo, gasté una fortuna en taxis para salir a las afueras”, le contó el tatuador al sitio web del diario inglés The Sun

Su comportamiento lo llevó a la bancarrota y a la depresión, pero James pudo superar sus problemas. Ahora está instalado en Liverpool donde reinició su negocio, y mantiene una relación estable, sin tener que gastar fortunas ni esconderse de sus vecinas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas