11 de mayo de 2012

Prohibido comer de por vida

Samantha Pecoraro, a sus 15 años, no puede disfrutar de la pizza o el chocolate que ansían todos los adolescentes. De hecho no puede comer nada más que papas. Padece esofaguitis y está obligada a alimentarse a través de un tubo gastrointestinal.  

"Tengo uno de los tratamientos más estrictos", dice Samantha, a la que los médicos le han retirado todos los alimentos, antes de afirmar que "solo quiere ser una niña". La esofaguitis que padece esta joven de Florida es una enfermedad autoinmune que hace que sus glóbulos blancos ataquen a los alimentos que pasan por el conducto digestivo. 

La esofaguitis es una enfermedad crónica sin cura conocida. 

Samantha echa de menos las hamburguesas, el pollo, las ensaladas, las alcachofas y el brócoli, según recoge en una entrevista ABCnews.com. Si se atreviera a probar algunos de estos alimentos le produciría vómitos, diarrea y dolor de garganta, explica. 

Una de cada 1.000 personas padece esofaguitis. En un mundo donde la comida es la pieza central de la familia y la sociedad, la enfermedad de Samantha es física y emocionalmente incapacitante. 

A la madre de Samantha, Susan, se le "rompe el corazón". Acaba de celebrar su cumpleaños y no ha podido probar la tarta y en Navidad tampoco puede comer pavo, señala Susan. 

Debido a su alergia a los alimentos, Samantha subsiste con latas que cuestan 40 euros la unidad. La familia gasta al año en su alimentación, 44 latas al mes, unos 1.700 euros al año. 

Su enfermedad no le impide soñar. Samantha quiere ser chef. De hecho es la estrella de su clase de cocina. Ella misma se llama "la chef ciega" porque no puede probar los platos que elabora. 

Para muchos adolescentes esta enfermedad es un verdadero calvario ya que muchos deben llevar consigo una sonda para alimentarse que es claramente visible para los compañeros de clase. 

Esta enfermedad solo se ha reconocido como tal desde el año 1999, según Sean Jameson, director del centro de Esofaguitis de Cincinnati en EEUU, que en el último año ha tratado a 598 pacientes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas