1 de marzo de 2012

Murió por comer un caramelo

Un niño británico de 10 años murió después de atragantarse con un caramelo delante de su aterrorizada familia. Kane Wade estaba en el jardín de su casa de Liverpool, cuando el dulce se alojó en su tráquea.

Su madre Lindsey Wade, de 38 años, padre de Barry Ismail, de 52 años, trataron desesperadamente de despejarle la garganta, mientras esperaban a una ambulancia.

"Hemos intentado una y otra, pero no pudo sacar el dulce. Barry intentó la maniobra de Heimlich, pero no sirvió de nada. Se contaba con que la ambulancia, pero no apareción, pero no había ni rastro. Ni siquiera se podía oír las sirenas", dijo Lindsey.

A pesar de que la casa está bien identificada, la embulancia no pudo localizar la vivienda en su GPS. "No entiendo cómo pudo suceder. No hemos tenido ningún otro problema. Recibimos correos, comida para llevar, todo, pero no una ambulancia para salvar la vida de mi niño pequeño", dijo enfurecida.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas