15 de marzo de 2012

En Italia un pueblo prohíbe morir a sus habitantes

El alcalde de Falciano del Massico, un pequeño poblado italiano, firmó un decreto municipal en febrero pasado el cual prohíbe a sus habitantes morir.

El edil Giulio Cesare Fava emitió el decreto ya que el pueblo no tiene cementerio y está enemistado con un pueblo cercano que tiene uno, lo cual ocasiona un problema de logística sobre qué hacer con los muertos.

El alcalde dijo a los periódicos que los habitantes están satisfechos. "La orden ha traído felicidad", señaló Fava, citado por la prensa. "Desafortunadamente dos ancianos desobedecieron", agregó.

El problema comenzó en 1964 cuando Falciano se convirtió en ayuntamiento independiente. En ese momento, quien llevó a cabo la división del territorio no se dio cuenta de que debía incluir también una parte del cementerio que quedó en manos del ayuntamiento Carinola.

Según comentan sus vecinos, construir un cementerio nuevo o agrandar el que ya existe es una hipótesis inviable visto que en Falciano del Massico no disponen de recursos económicos para ello.

Sin embargo, el alcalde no se rinde y mientras saca a delante el proyecto de construir un nuevo camposanto, firmó la polémica ordenanza.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas