3 de marzo de 2012

Edificio de India utiliza tecnología de enfriamiento de 1.500 años de antiguedad

Cuando les contamos sobre la historia del aire acondicionado en nuestra sección “El Origen De”, y en el listado de los inventos y logros tecnológicos del siglo XX, hemos citado algunas de las soluciones diseñadas por antiguos ingenieros para refrescar grandes castillos y mansiones en regiones con altas temperaturas, como las pesadas técnicas para trasladar grandes piedras enfriadas en el desierto al interior de las pirámides para mantenerlas frescas.

El aire acondicionado de hogar moderno que conocemos y disfrutamos en la actualidad, recién cumplió 100 años en su concepto el pasado 2006 y no llegara a esa edad en su versión industrial (grandes espacios, empresas, edificios) hasta el 2021, pero su masificación logró convertirlo en una herramienta tecnológica que cambió radicalmente la calidad de vida para mejor, tanto en regiones con climas normales como en los lugares más extremos del planeta.

Como muchos otros avances, este no estuvo exento de algunas limitaciones relacionadas con el manejo de la energía y el cuidado del ambiente. Pero algunos arquitectos parecen haber encontrado la solución buscando en el pasado en lugar de mirar hacia el futuro.

Un edificio estatal de India fue diseñado con técnicas antiguas de refrigeración para enfriar toda la construcción sin necesidad de consumir un sólo watt de energía. ¿Esto es posible en una región donde escasea el viento y el agua como India? Al parecer lo lograron y con creces.

El edificio de la Academia Pearl de Moda en los suburbios de Jaipur fue construído imitando el diseño de los grandes castillos y palacios de hace 1.500 años atrás en la India, donde grandes piscinas escalonadas en el interior logran que cuando el agua se evapora por el calor, inmediatamente baje la temperatura del espacio que la rodean. Estas piscinas trabajan en conjunto con una losa sostenida por pilares que crean un espacio aireado y sombreado que se utiliza como lugar de recreación.

Además de esto, en su recubrimiento exterior no existen superficies macizas. Todo el recubrimiento, como se puede ver en la imagen que ilustra el post, esán diseñado en forma de enrejado, de manera que se puedan filtrar los rayos del sol para evitar la exposición directa del calor y así lograr que no lleguen las altas temperaturas al interior del edificio. Además, esta piel enfriadora permite que por la noche, el calor acumulado en el interior pueda liberarse fácilmente sin quedar atascado. Este panel también ofrece un suministro de iluminación extra durante todo el día laboral.

Con este diseño futurista pero ya con 1.500 años de vida se logró que el interior del edificio permanezca 20° centígrados más fresco que los 45°C que suelen medirse en las calles de la ciudad de Jaipur, en la provincia noroeste de Rajasthan.

El arquitecto Mani Rastogi, ganador de varios premios, y quien diseñó la academia, explica que los baoli, palabra hindú que significa escalonado, son cuerpos de agua encapsulada en una serie descendiente de escalones. Su interés por estos diseños surgió al preguntarse: “¿Cómo empiezas a pensar que puedes escavar en la tierra, usarla como disipador térmico, tener acceso al agua, ponerle un pabellón para que sea confortable todo el año? Se necesita mucha tecnología para que nosotros pudiéramos pensar ahora en algo tan simple”.

Rastogi está orgulloso de su diseño y destaca que han podido demostrar que un buen edificio sustentable no sólo es más barato para mantener ni más cómodo para vivir, también es más barato para construirse, aclara.
El éxito de este edificio, enmarcado dentro de los diseños ecológicos logró un gran impacto en India, donde se respetan las energías renovables pero mucho más las tradiciones y arquitectura locales, lo que logró que las regulaciones basadas en estas técnicas de enfriamiento pasivo, se introdujeran el año pasado en todos los edificios gubernamentales de la India.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Paginas